Fenie Energía: Caso de Éxito Nº 1

Hoy os explico como hemos conseguido bajar la facturación a uno de nuestros clientes.

 

Os pongo en situación. Nos llama una comunidad de propietarios de Getafe, cliente nuestro desde hace años, para informarnos de una incidencia en el videoportero que afecta a un par de portales.

 

Raudos y veloces, llegamos allí, donde J. (el presidente), nos comenta la avería. Solucionamos la avería relativamente rápido, ya que el problema era un simple bloqueo de una placa exterior del videoportero.

 

J. que hace mucho que es presidente y ya nos conoce bastante, se lía a charlar con nosotros. Y nos comenta que si sabemos de alguna empresa que cambie las cabezas de las farolas, puesto que las que tienen gastan mucho y les están llegando facturas cada vez más altas.

 

Con un poco de mosqueo, le decimos que nosotros somos expertos en ahorro energético y que trabajamos con unas farolas solares que se cargan solas y se desconectan de la red. También le explicamos que teniendo 10 portales, con su correspondiente iluminación y ascensor cada uno, así como un garaje de 280 plazas, nos extraña que lo que gasten sean las cuatro farolas del patio interior.

 

Después de hablar un rato con el dice que no nos vayamos, que le esperemos, que subía a por una factura y nos la daba para que le echaramos un vistazo.

 

En este caso, yo mismo veo la factura in situ, y casi sin darme cuenta me echo la mano que me sobra a la cabeza y empiezo a soplar.

 

Os cuento todo con detalles para que veais el porqué de mis actos:

 

- Dos facturas, una del suministro de los 10 portales, y otra del garaje, las dos son tarifas 3.0A.

 

- La primera de 110 kW, y la segunda de 43. Les pregunto si se dedican a templar acero en hornos de inducción o algo así, J. se ríe y me dice que no entiende lo que le quiero decir. Le digo que es una broma, y sigo mirando.

 

- El maxímetro de la primera factura marca en el periodo más alto 5kW. Ahí ya me empieza a dar miedo como le voy a explicar todo a J. El de la segunda marca 5 kW tambien. ( El maximetro marca el mayor consumo simultaneo de potencia que se ha dado en todo el mes. Si tienen contratados 110 kW y han llegado a consumir 5 kW como máximo, pues echad cuentas).

 

- Le pregunto que cuánto tiempo llevan con la luz así. "Pues desde que se hizo el edificio, yo que sé, hará siete u ocho años".

 

- Miro los consumos, y no veo nada fuera de lo normal. Consumos normales, como en cualquier comunidad.

 

- Veo los precios de energía y efectivamente, muy por encima de lo normal. Si lo normal en un tarifa 3.0 A es que los precios sean 0,12 €/kW de media en el periodo de punta, 0,09 €/kW en llano y 0,07 €/kW en valle, pues aquí estaban al doble. Literalmente. Los de potencia estaban dentro de lo normal.

 

- Ya me echo a reír sin parar y J. me mira raro. Tenemos confianza, le digo que no se enfade y le explico que están pagando un servicio plus de electrodomésticos. Un servicio para arreglar la lavadora, o el frigorífico, etc. Y claro en una comunidad de propietarios como que no cuadra.

 

Le sacamos un par de fotos de la factura con una app que es para hacer copias de documentos (muy útil por cierto), y nos la llevamos para hacer el estudio. Miramos los consumos de los últimos años, miramos los maxímetros, etc.

 

Sacamos cuentas, en el último año se han gastado 19.730 €. Es una cifra muy alta para una comunidad.

 

Calculamos la potencia y la optimizamos. Volvemos a calcular con nuestros precios y los consumos que han tenido en el último año. El importe total no llega a 11.000 por unos pocos euros. Le digo a un compañero que llamo a J. para que venga.

 

J. viene, se sienta, le empiezo a explicar todo punto por punto. Cuando termino de explicarle todo me pregunta: ¿pero por qué sois mas baratos? Le explico que si optimizamos la potencia, la facturación evidentemente baja. Me dice que eso lo ha entendido, que es correcto, pero que nuestros precios son más baratos que los de la otra compañia (una de las grandes por cierto). Ahí ya no se que contestar. "Pues mira J. por que sí".

 

J. se queda callado y pensando, a mi me da miedo decir nada, por que la gente lo primero que hace es desconfiar.

 

Ha pasado un mes desde que pasó esto, y J. ha cambiado la comercializadora de la comunidad, la de su casa, y la de un primo.Nos ha elegido a nosotros. Ha sido un caso de éxito en toda regla, pero J. ddice que ya no le preocupan las farolas.

Nosotros pensamos que se las teníamos que haber cambiado antes.

Escribir comentario

Comentarios: 0