Mantenimiento. ¿Es necesario?

Mantener cualquier instalación es a día de hoy más necesario que nunca, sobre todo si no queremos que nuestras instalaciones acaben estando tan obsoletas que sea mas rentable renovarlas que mantenerlas.

 

Esto no quiere decir que un videoporetro que se diseñó hace 30 años, que lleva instalado 28,  y del que ya no existen piezas de reposición, sea un sistema mantenible. La obsolescencia es la obsolescencia, y contra la técnología a veces no se puede luchar.

 

Pero, mantener los sistemas nuevos, sin duda alguna, alargará por mucho la vida de la instalación. De hecho muchas veces nos encontramos edificios con menos de diez años de vida que estan literalmente "hechos un desastre", y la mayor parte de las veces es a causa de la falta de mantenimiento de las instalaciones. Instalaciones en las que se ha llamado en un plazo de tres o cuatro años, a seis o siete empresas distintas, para reparar o parchear puntualmente una instalación.

 

Y claro, por poner un ejemplo, es entonces cuando nos encontramos una instalación de antena comunitaria en la que existen tres equipos de amplificación con tres marcas distintas, cada una de su padre y de su madre, maltrabajando conjuntamente para dar un resultado no del todo satisfactorio. Llega la empresa número ocho, y viendo el "percal" determina que no vale la pena pelear con el cliente. Realiza el mínimo trabajo para que la instalación funcione por el momento, factura, cobra y adiós.

 

¿Quién es el culpable de esto? ¿Instalador? ¿Cliente?

 

Pues la respuesta rápida es que ambos. El cliente es culpable, por que la mitad de las veces le da lo mismo lo que pase mañana mientras hoy funcione, y la empresa por "tres cuartas de los mismo".

 

Nosotros a los clientes no los podemos cambiar, pero si intentamos hacer fuerza en nuestra parte, explicando todas las bondades (tanto técnicas, como económicas), que no son pocas, de mantener su instalación.

 

Me explico, una instalación bien mantenida es una instalación que da menos problemas, sobre todo si ese mantenimiento es de calidad. Y aquí hay que hacer un pequeño inciso, debido a que parte de las empresas no dan un servicio de calidad.

Esto ha sido promovido por la crisis económica, donde el coste de los materiales e insumos no ha bajado tantísimo como el precio que ofertan la mayor parte de empresas, y esto evidentemente repercute en la calidad de los materiales, en ir dentro de cinco días a resolver una avería e incluso en facturar a parte del mantenimiento, por que no incluye materiales.

 

Por eso desde Seteel intentamos a toda costa que los clientes entiendan la importancia de un mantenimiento de calidad, donde priman, el uso de materiales de calidad que además están incluidos, la atención rápida en los avisos y no cinco días después, y revisiones periódicas para verificar el correcto funcionamiento de las instalaciones (se previenen averías).

 

Es por esto que el mantenimiento de sus instalaciones es totalmente necesario. Un mantenimiento es calidad en sus instalaciones.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0